" />La verdad detras del tratamiento para eliminar tatuajes - Dimova.es
Home –  Uncategorized – La verdad detras del tratamiento para eliminar tatuajes

La verdad detras del tratamiento para eliminar tatuajes

¿Preparado para eliminar ese tatuaje? Es una gran decisión, pero estamos aquí para ayudarte En esta entrada del blog, te guiaremos a través de los cinco pasos que debes dar antes de empezar a eliminar los tatuajes con láser. También le daremos algunos consejos sobre cómo prepararse para su primera sesión. Así que no espere más, siga leyendo y empiece hoy mismo Primer paso: ponte en contacto con nosotros para solicitar una cita para la eliminación de tatuajes

El primer paso es sencillo: ponte en contacto con nosotros y solicita una cita. Puedes hacerlo por WhatsApp, desde el botón Pide tu cita ahora serás dirigido directamente a nuestro chat. Te haremos algunas preguntas sobre tu tatuaje y tu tipo de piel, y luego fijaremos una hora para que vengas a la consulta en Estetica-en-Malaga.

Segundo paso: Ven a nuestro centro de estética

Una vez que hayas concertado una cita, el siguiente paso es acudir a la consulta. En ella observaremos tu tatuaje y tu piel, y determinaremos las características exactas del tratamiento que necesitas. También responderemos a cualquier preguntas que tengas sobre el proceso de tratamiento.

Paso 3: Comienza tu tratamiento

Después de la consulta, estarás listo para empezar el tratamiento de eliminación de tatuajes La primera sesión suele ser la más larga, pero las siguientes serán más cortas a medida que el tatuaje vaya desapareciendo. Dependiendo del tamaño y la ubicación de tu tatuaje, puedes necesitar entre cinco y quince sesiones para completar el proceso de eliminación del tatuaje.

Cuarto paso: Cuidados de seguimiento

Después de cada sesión de eliminación de tatuajes con láser, es importante seguir nuestras instrucciones de cuidados posteriores. Esto incluye evitar la exposición al sol y utilizar un protector solar de amplio espectro con un FPS de 30 o superior. También debes evitar rascarte o hurgar en la zona tratada, ya que esto podría causar cicatrices.