¿Pensando en Comprar un Bolso? Elige uno de estos

bolsos

Los bolsos de moda se renuevan en todas las estaciones del año. Esta vez le toca a las tendencias de primavera – verano del año entrante, el 2018.

Con una expectativa que sobrepasa la vara típica de todos los años, llegan los diferentes estilos de bolsos, que como una mujer amante de ellos, te hará saltar de la emoción. Desde los tamaños mini hasta la silueta maxi, haciendo un gran paso por colores y materiales estrella ¿No sabes que bolso de moda comprarte para esta nueva temporada? No te preocupes en lo más mínimo, estoy aquí para ayudarte.

El año está comenzando y tienes que renovar por completo, en el área de los bolsos, tu armario sí o sí, es momento de ponerse al día. Este maravilloso accesorio que te brinda una atemporalidad y versatilidad y que, al pasar los años, se te hace difícil vivir sin el mismo trae muchas novedades en el tamaño, materiales, colores y demás, como anteriormente te mencionaba.

Es momento empezar con este gran listado de bolsos de mujer de moda, ¿estás lista? Empecemos de una vez.

Bolsos color blanco

Previamente a que los bolsos de dicho color sean una realidad esta temporada del año anteriormente nombrado, se tuvieron que superar diferentes factores respecto a otras prendas de ropa, como se pudo ver en los conocidos total White, zapatillas blancas, botines blancos, salones blancos, etcétera. A partir de todos ellos, nacen los bolsos prístinos con diferentes siluetas. Desde los maravillosos diseños de Simon Miller hasta los JW Anderson, sin olvidar los Proenza Schouler, Off White y Manu Atelier,  no existe una confirmación que precie que los mismos no hayan recurrido a este color tan neutral.

Bolsa de red

Desde hace temporadas atrás se menciona lo viral que se puede transformar este tipo de bolsos. Ha llegado ese esperado día. Sus comienzos fueron como un típico bodegón que posee frutas en las diferentes cuentas que puedes hallar por Instagram de mueres francesas. En la actualidad, se trata del bolso más asequible. Gracias a su utilización durante la temporada de invierno, pudo brindar una pista de lo que pasará en la nueva temporada, verano; cuando el sol impacte en las playas. Si te los perdiste en verano del año anterior, no puedes hacerlo nuevamente ¡Quítate las ganas este 2018!

Silueta redonda

La silueta ha estado presente en el tan popular estilo Street style y diferentes firmas como Louis Vuitton o Chanel, colosos dentro del mundo de accesorios y sin duda alguna, la incluyen nuevamente en la temporada de primavera este gran año para la moda. Bolsos con una silueta redondeada son la peculiar continuación de las asas redondas y metálicas, la cual estaba presente en el verano del año anterior

Shopping bag mini

Aquellos bolsos que son más discretos nunca pasan de desapercibidos dentro del nombrado Street style. Estos mismos tienen tres características, que al visualizarlas, tienen coincidencia con diseños exitosos de Loewe o JW Anderson: Son tamaño mini, negros y asa corta. Se tratan de bolsos muy prácticos para el trabajo (las bandoleras se incluyen). Se pudieron y pueden visualizar en firmas más conocidas como Victoria Beckham, Jacquemus o Gucci.

Riñonera

Se trata de una tendencia misteriosa; tú no sabrás si la misma nació en la calle, para luego ser tomada por firmas o lo contrario. Llevar una de estas es un método de bolso antiguo que todavía no ha pasado de moda. Hay diferentes versiones: Técnicas como las fabulosas de Prada o sofisticadas como las de la firma Gucci. Si lo piensas en claro, este formato no es una idea mala de llevarlas cual bandolera.

Tamaño XL

Estos tipos de bolsos son el principio de este exitoso futuro de la moda. En el desfile que ocurrió hace un corto periodo de tiempo por Victoria Beckham afirmó que bolsos tamaño XXL en la tendencia otoño del próximo año serán clave. Esta visión sucedió también en el desfile del año 2017, otoño, de Céline. Estos dos casos se tratan de diseños fáciles de blandos a la hora de abrazarlos. No obstante, el factor extralarge está paseando por las calles de las ciudades. Una opción increíble para irte de viaje.

Limosnera

Los bolsos retro siguen en el ámbito como si se hubiesen dado a conocer ayer, ¿no te parece? Ha comenzado la ardua fiebre de las limosneras. Se tratan de bolsos pequeños con finas y largas asas que poseen decorados con apliques o tejidos satinados. Generalmente se trata de joya-diseños. En todo caso, estos bolsos son más sofisticados que otros.

Plástico transparente

Una novedad para esta temporada de susodicho año son los bolsos PVC completamente transparentes, los cuales ya no se tratan de un objeto increíble de editoriales de moda. La aplicación de este bolso hay que agradecérsela al gran diccionario de Céline, el cual adhiere una cartera de cuero pequeña dentro del mismo. También al Staud Clothing, que incluye una gran variedad de características del bolso diseñado de Phoebe Philo.

Rafia o mimbre

A partir de este gran material que se ha vuelto muy popular nacieron bolsos que, dentro del Street style, se ha adaptado en cestas, bolsos bandoleras, etcétera. También se está por adaptar diseños multicolor, y maletines, inclusive se renueva los bolsos de invitada pero con susodicho material.

Logos vintage

Alessandro Michele logró rescatar aquellos bolsos que tienen logos vintage en Gucci. A partir de ello, fueron muchas insiders que comenzaron su espectacular búsqueda del bolso perfecto que contienen logos de anteriores décadas; los predilectos fueron Baguette de Fendi y Saddler de Dior. Los mismos se convirtieron en objetos preciados por coleccionistas.

Ya conoces las tendencias de bolsos en esta temporada primavera-verano del año 2018 ¿Qué te han parecido? La belleza resalta por todos los lados posibles ¡Comienza tu búsqueda!

 

1º Acto OPEN MODA VLC

La Pasarela es un vehículo de promoción importante para los jóvenes diseñadores pero no es suficiente y debe ser complementado con otras acciones. El principal problema que tienen es producir y vender después esas colecciones, por lo que sería importante realizar una redistribución de las ayudas públicas más allá de los desfiles y apostar por crear estructuras permanentes y compartidas para fomentar la comercialización y la producción. Esta es la principal conclusión a la que llegaron los ponentes que participaron en la primera mesa redonda del OPENmodaVLC, organizado por la Asociación de Diseñadores de Moda de la Comunidad Valenciana, DIMOVA. El coloquio, titulado ¿Hay vida después de la pasarela? contó con la participación de Miquel Suay, diseñador y empresario; Tomás Carayol y Julio Almiñana de La Cinta Roja, ganadores de la zona D de la edición de 2008 de la SMV; Rocío Alonso de Lulúlucía, diseñadora participante en la zona D de la SMV, y la periodista Begoña Clérigues. Participar en una pasarela es una vía de promoción y a muchos les ha servido para darse a conocer, así lo aseguraron los ponentes, sin embargo, este escaparate es algo “muy puntual” por lo que no es un soporte suficiente para promocionar a los jóvenes diseñadores. “Nos centramos demasiado en ella y después te encuentras diseñadores que desfilan y que apenas tienen puntos de venta donde luego el consumidor pueda ir a comprar, cuando esto es algo fundamental”, afirma la periodista Begoña Clérigues. En opinión de Miquel Suay, en España “a la moda se le da valor como escaparate pero como negocio se frivoliza, lo observas cuando vas con un proyecto como diseñador a pedir ayudas a un banco”. En esta línea, se apuntó que las subvenciones que se destinan desde la Administración a eventos de promoción puntuales como las pasarelas deberían rediseñarse para poder destinar fondos de estas ayudas a promover otras acciones complementarias de promoción y de creación de una estructura permanente para desarrollar el sector. De hecho, se subraya que producir y comercializar las colecciones después de su presentación es el verdadero problema. Por ello, se insiste en la necesidad de crear un Vivero de Emprendedores de Moda que cuente con asesoramiento productivo, financiero, estratégico, comercial,… es decir, una estructura común que sirva a los jóvenes diseñadores para enfrentarse al mercado y que les abriera las puertas ante la situación que se plantea tras una pasarela por exitosa que haya sido. Una idea compartida por todos. “Hay que aprovechar las ayudas para generar una estructura clara y definida”, argumenta Rocío Alonso de Lulúlucía. Por su parte, Julio Almiñana de La Cinta Roja, explica que ellos han ganado un premio pero que “con esto sólo no vale, el problema viene después y ahí habría que continuar dando respaldo y orientando al joven diseñador”, tras lo que añade que este problema se agudiza cuando sales a otros países, ya que, “la red comercial, como no te conoce, no quiere arriesgar y además el nombre Made in Spain no está consolidado ni valorado”. A modo de ejemplo, se ha reseñado la Agrupación “Designer Mix” creada en los Países Bajos. Una entidad que con ayudas gubernamentales potencia a los jóvenes diseñadores a través de ferias, showrooms y compartiendo los procesos de compra, producción y comercialización. De hecho, bajo unas mismas directrices y marca, con una base de tejidos, cada joven realiza una colección y luego las venden conjuntamente. En este punto los ponentes insisten en que, junto a las pasarelas, también debería apostarse por otras vías de promoción de éxito, como la participación en ferias y showrooms nacionales e internacionales “porque es a dónde realmente van los compradores, y hacerlo de manera individual para un joven diseñador es prácticamente inalcanzable”. Algo que podría conseguirse con una redistribución de los fondos y ayudas destinados en la actualidad a grandes eventos de promoción.